Triste noticia para estrenar el blog. La Duquesa de Alba ha muerto.

Me da pena su fallecimiento porque era una mujer muy metida en el mundo de la cultura. Tenía un legado impresionante de patrimonio que lo ha sabido gestionar muy bien y espero que sus herederos también hagan lo mismo.

No os voy a contar la obra y milagros de ella porque no tendría suficientes palabras, podéis mirar su biografía en la wikipedia y así seguro que os informáis mejor.

A nivel personal me caía muy bien, este tipo de personas que tiene tanto dinero y propiedad no suele ser tan cercano al ciudadano y ella sí que lo hizo. Tuve la oportunidad de hablar con ella un par de veces cuando visité Sevilla y me trato con mucha normalidad. No entiendo tanta mofa que le hacía la prensa del corazón, poco ayudada por los líos amorosos de sus descendientes…

Destacar que entre sus aficiones estaba el flamenco y los toros, pese a no nacer en Sevilla (lo hizo en Madrid), estaba muy vinculada a esta ciudad. Me alegra de que fuera tan abanderada de los toros ya que parece que es una causa perdida en los últimos tiempos y poca gente se posiciona a favor.

Por mi parte nada más, solo espero que la próxima entrada que escriba pueda ser más alegra.