Subastan el piano de Casablanca por 2,7 millones de euros

¿Quién no recuerda la película de Casablanca y la mítica frase de Ingrid Bergman “Tócala otra vez Sam” que se ha convertido en una de las más célebres de la historia del cine? Ese famoso piano en el que Dooley Wilson tocaba “As time goes by” ha alcanzado 72 años años después la cifra de 3,4 millones de dólares (2,7 millones de euros) en la subasta celebrada por la casa Bonhams en Nueva York.

Piano de casablanca

 

Se trata de uno de los dos pianos que aparecieron en este clásico del cine. De color anaranjado y con motivos marroquís, se ha convertido en la estrella de la subasta en la que además de una treintena de objetos de la película “Casablanca”, también se subastaron otros objetos de películas célebres de la época dorada de Hollywood como el disfraz de león del Mago de Oz, vestidos de Grace Kelly, Marilyn Monroe, Judy Garland o Rita Hayworth y una chaqueta que llevó Clark Cable en “Lo que el viento se llevó”.

El piano de Casablanca fue, sin duda, una pieza clave del film norteamericano y un elemento esencial dentro del argumento, ya que el establecimiento regentado por Humphrey Bogart, el Rick’s Café Américain, era el lugar que el protagonista utilizaba como lugar para ocultarse cuando realizaba tráfico de papeles ilegales. Pero además, el piano también aparece en otro momento decisivo de la película, cuando los soldados alemanes entran al café y piden que el pianista toque “Wath am Rhein”, imponiéndose finalmente Paul Henreid para que toque el himno de la Marsellesa.

Antes de ser subastado, el piano era propiedad del doctor Gary Milan, dentista de la ciudad de Los Ángeles, quien asegura que nunca ha llegado a saber de quién eran las huellas que hay en el chicle que se encuentra pegado debajo del teclado.

Además del piano, también se han subastado los papeles con los que traficaba Ingrid Bergman en la película que han alcanzado la cifra de nada menos que 100.000 dólares (80.460 euros). Lo cual no es de extrañar si pensamos que “Casablanca” es hoy la segunda película más importante de la historia del cine, solamente por detrás de “Ciudadano Kane” (1941).

La Duquesa de Alba ha muerto

Triste noticia para estrenar el blog. La Duquesa de Alba ha muerto.

Me da pena su fallecimiento porque era una mujer muy metida en el mundo de la cultura. Tenía un legado impresionante de patrimonio que lo ha sabido gestionar muy bien y espero que sus herederos también hagan lo mismo.

No os voy a contar la obra y milagros de ella porque no tendría suficientes palabras, podéis mirar su biografía en la wikipedia y así seguro que os informáis mejor.

A nivel personal me caía muy bien, este tipo de personas que tiene tanto dinero y propiedad no suele ser tan cercano al ciudadano y ella sí que lo hizo. Tuve la oportunidad de hablar con ella un par de veces cuando visité Sevilla y me trato con mucha normalidad. No entiendo tanta mofa que le hacía la prensa del corazón, poco ayudada por los líos amorosos de sus descendientes…

Destacar que entre sus aficiones estaba el flamenco y los toros, pese a no nacer en Sevilla (lo hizo en Madrid), estaba muy vinculada a esta ciudad. Me alegra de que fuera tan abanderada de los toros ya que parece que es una causa perdida en los últimos tiempos y poca gente se posiciona a favor.

Por mi parte nada más, solo espero que la próxima entrada que escriba pueda ser más alegra.